“La universidad de bolsillo”, un desafío para el sistema educativo dominicano | UniversiMag.com

“La universidad de bolsillo”, un desafío para el sistema educativo dominicano

Por admin 20/01/2015 0 Comment

Por: KIRSIS DÍAZ/ Fuente: Diario Libre

Aunque de manera tímida, la enseñanza online intenta ganar terreno en territorio dominicano, donde unas diez de 38 universidades ya han comenzado a utilizar el sistema, impartiendo asignaturas y carreras virtuales.
A pesar de que al Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT) han llegado solicitudes de entidades interesadas en desarrollar carreras a distancia, todavía esta modalidad no cuenta con un programa de estrategias por parte de las autoridades educativas para avalarla.

apps

“Como Ministerio estamos de acuerdo con la oferta de programas virtuales, pero no tenemos ahora herramientas para poder evaluar y autorizar a las instituciones a desarrollar ese tipo de modalidad”, confesó a DL Rafael González, viceministro del MESCYT.

González explica que cuando se elaboró el Reglamento de Instituciones y Programas de Educación Superior a Distancia, no había una necesidad de mercado de oferta y demanda en torno a la formación virtual, como ahora, por lo que en estos momentos, planean contratar expertos internacionales para elaborar un nuevo reglamento, que permita actualizar el que existe y garantizar una educación superior a distancia acorde con los parámetros internacionales.

“Esperamos para el próximo año tener el reglamento y decir con propiedad cuáles universidades califican y cuáles no, para desarrollar los programas online y dar respuesta a todas esas universidades que están pidiendo ofertar programas virtuales”, resaltó el funcionario.

Y es que para cursar una carrera virtual, las universidades deben tener una plataforma con un ancho de banda que permita la conectividad de manera colectiva de todos los que puedan estar cursando un programa de esa naturaleza; dar seguimiento en línea a través de tutores capacitados; utilizar un material apropiado en los foros y discusiones; utilizar sistemas de evaluación adecuados, no colgar los exámenes en el portal, entre otros métodos.

“Imagínase que en un mismo momento se conecten al sistema diez mil estudiantes cuando, a veces, simplemente con el proceso de matriculación a veces la plataforma colapsa y ese es el caso que hemos tenido en la UASD (Universidad Autónoma de Santo Domingo)”, apuntó.

En los últimos tres años la universidad del Estado ha intentado utilizar el sistema online para impartir algunas asignaturas teóricas.

“Lo que se hace en la UASD no podemos decir que responde a lo que es una oferta online de calidad. Se ha limitado a colgar programas. El estudiante puede comunicarse con el profesor por correo, pero la comunicación online va más allá”, precisó González.

 

Reduce la masificación en las aulas

showimage

En el caso de la UASD, González asegura que con impartir carreras a distancia se impediría que el centro de estudios continúe expandiéndose territorialmente, y contribuiría con las implicaciones que tiene el mantenimiento de espacios físicos y de personal.

“En ese sentido, el Gobierno apoyaría a la Universidad Autónoma en buscar la forma de que ella se pueda virtualizar gran parte, porque es una universidad que se ha masificado”, resaltó el viceministro.

Por el lado poblacional, uno de los beneficios consiste en la libertad que recibe el ciudadano al poder combinar trabajo y estudio.

“Los estudiantes que eligen estudiar online dicen: bueno, profe es que yo trabajo y tengo un horario que no me permite ir todos los días a la universidad”, refiere Jenny Mago, directora ejecutiva y académica de la Universidad Abierta para Adultos (UAPA).

“Otro tipo de público que tenemos son aquellos que trabajan en Bávaro, en los hoteles, algunos que residen en Pedernales, Elías Piña, La Romana, Dajabón y a los que se les hace difícil asistir a un recinto universitario”, agregó Mago, quien además comentó que cuentan con alumnos en Estados Unidos, Europa y Centroamérica.

De acuerdo a Mago, en la UAPA, la población que más se interesa por las carreras a distancia es la que tiene edades que oscilan entre 20 y 35 años, aunque confiesa que han tenido estudiantes de hasta 70 años. El programa está permitido a partir de los 18 años.

En este centro de estudios, uno de los que según la MESCYT, se acerca a lo que quieren ofertar en el área virtual, en la actualidad la población total de estudiantes es de 16, 618. De esta cantidad, poco más de 2 mil corresponden a la modalidad de internet, mientras que unos 1, 470 ya se han graduado en los últimos 15 años, haciendo uso del sistema.

Una opción para los que viven retirados

Ángel Guzmán, de 42 años, es uno de los estudiantes que tiene la UAPA. Él explica que estudia Ciencias Físicas y Matemáticas a través de la web, por lo apartado que reside de un centro universitario.

“No sabía que existía ese tipo de modalidad en República Dominicana. Inmediatamente decidí inscribirme, porque vivo en Pedernales, entonces, como me queda tan lejos de aquí a Barahona, que es donde tenemos las universidades más cercanas, es muy incómodo para mí, por eso opté por hacer una licenciatura a distancia”, manifestó el joven vía telefónica a DL.

Aunque confiesa que algunas veces la plataforma se congestiona, indica que recomienda el sistema de estudio online, por la comodidad que ofrece de estudiar desde el hogar, oficina o cualquier lugar donde se encuentre el estudiante.

“Es bastante cómodo, el horario lo controla el estudiante, usted está con su familia, no se expone a los viajes, y según los cálculos que he hecho, sale más económico porque evita invertir en transporte”, enfatizó Guzmán.

Universidades involucradas

Un rastreo realizado por DL, destaca las universidades que ofertan asignaturas online en el país y las que no:

Print

El Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), cuenta con un diplomado que es completamente virtual, y planean en un futuro inmediato agregar a su oferta académica postgrados virtuales.

“El proyecto un poco a mediano plazo es que a través del aula virtual, haya carreras en primera etapa de postgrado y luego de grado”, informó la Dirección de Gestión de la Docencia del INTEC.

El costo en las universidades es el mismo que el sistema presencial, así como la cantidad de horas de enseñanza que reciben.

El futuro está en la enseñanza virtual

A pesar de que González reconoce que el país avanza lento en el ámbito de la enseñanza virtual, manifestó que confía en que en un futuro no muy lejano esa meta será alcanzada.

“Tenemos que aprovechar las nuevas tecnologías porque por ahí va la sociedad y el mundo. En un futuro no muy lejano, las universidades serán museos de visitas para decir: mira aquí se formaban los profesionales, porque ya uno no va a ir a la universidad, sino que estará con la universidad en los bolsillos, y hacia allá también va nuestro país, no tal vez en el mismo tiempo que lo logren los países desarrollados, que ya tienen muchas de sus ofertas colgadas en la web, porque nosotros tenemos que vencer muchos obstáculos, pero estamos trabajando en eso”, subrayó.

Aseguró que la oferta de programas por internet será parte de la estrategia de desarrollo del MESCYT para el próximo año.

“Crearemos las bases para que realmente en República Dominicana exista una oferta online, pero de calidad”.

Para la Directora del Centro de Desarrollo Académico de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), Claudette García, el futuro de la educación en línea apunta hacia la creación de entornos personales de aprendizaje, donde los aprendices utilizarán las herramientas tecnológicas que mejor se adecuen a su personalidad y necesidades, creando nodos de aprendizajes a través de un ecosistema donde la tecnología será tan sólo un componente más.

Dejanos tus comentarios

  •